miércoles, 5 de noviembre de 2008

Mascaras africanas


Desde siempre las mascaras han generado fascinación, El enmascarado se siente poderoso y de cierta manera invisible pues el observador no puede reconocerle. Es decir la mascara genera poder. África, el lugar en que según las investigaciones del National Geografic surgió el primer hombre, es también cuna de la civilización, ahí es donde las culturas que influirían de forma definitiva a todas las sociedades del siglo XX se gestarían.
Para estas culturas resultaba difícil concebir sus actos como hechos aislados, cada acto esta ligado por lasos muy visibles, la caza, la agricultura, la manufactura de sus herramientas y sus vestidos, todo era importante pues todo hecho del hombre estaba regido por los espíritus. Los de la naturaleza y los de los ancestros. La colectividad es fundamental para sobrevivir en un entorno hostil y lo sagrado es indispensable para la humanidad. Para cada uno de estos aspectos de la cotidianeidad existía un rito religioso y para cada uno de estos rito existía una mascara.
Las mascaras se transformaban en un ente vivo que cohesionada a la comunidad y sus husos podían ser sociales, ritulisticos además debido a las características localistas de su diseño eran también un elemento que permitía el desarrollo de una identidad cultural local.
En África podemos encontrar cuatro categorías básicos de mascaras, de héroes, ancestro, la combinación héroe/ancestro y por ultimo la que representaba a los espíritus y podían ser usadas en distintitos momentos, para celebrar las cosechas, en las fiestas de carácter religioso, en los funerales o en actos de carácter iniciático, como por el ejemplo la transición de niño a hombre.
La mascara, es para las culturas africanas un ente dotado de vida propia, el que la usa sufre una transmutación, pues ese es uno de los poderes de la mascara, y se convierte en el ser que esta representa, nadie lo culpara por lo que haga mientras lleve la mascara es el espíritu que vive dentro de ella el que comete esos actos. Es decir la mascara materializa lo sagrado, lo vuelve tangible y canaliza ese poder, es un canal de energía entre el mundo invisible de los espíritus y la comunidad, al tiempo que protege al portador de estas mismas fuerzas, pues para la cosmovisión de los africanos en la cabeza reside la esencia de la vida.
Solo los espíritus tenían el poder para crear otras mascaras así que el artesano se internaba en la selva y después de colocarse el mismo una mascara comenzaba el proceso que transformaría a la madera en una mascara y a esa en el lugar en el que residirá un poderoso ser.
Con forme África fue invadida por distintas civilizaciones y estas fueron asimiladas por los pobladores locales, nuevas características les fueron añadidas a las mascaras, símbolos judeo cristianos, textos del Coran etc. Todo una serie de elementos que enriquecieron la milenaria tradición de crear estos artefactos fundamentales para la vida en esta parte del mundo.
Al llegar la era de la esclavitud en la que millones de personas fueron transportados en contra de su voluntad a América, sus tradiciones también viajaron con ellos y lugares como Cuba, Brasil, Jamaica y gran parte de centro y Sudamérica en los que la religión católica, hasta cierto punto mas tolerante en determinados días les permitía húsar mascaras, las que poco a poco al paso de los años se fueron descaracterizado y perdiendo su importancia ritual, mas no así la conmoción que tenían con las fuerzas desconocidas para los descendientes de africanos que de una forma o otra siguieron conservando.
Si buscamos cuidadosamente encontraremos distintos orígenes de la palabra mascara desde el español antiguo a el francés pero quizás los mas interesante provenga del vocablo árabe “masharha” que significaría bufón y del latín vulgar “mascus” que significa fantasma estas dos acepciones ilustran muy bien el poder de la mascara y la importancia que estas tenían para las sociedades africanas nativas del Continente negro y que legarían a sus descendientes por todo el mundo occidental. Es quizás en la mascara, como articulo cultural, en donde podremos encontrar con mas facilidad toda la fuerza creadora del pueblo africano y en donde podremos apreciar las distintas gamas y riqueza de su cultura.
La mascara simboliza el día a día de todo un pueblo multicultural y con una poderosa cosmovisión, con la fuerza necesaria para influir de forma determinante en la civilización mundial del siglo pasado. Son las mascaras una poderosa referencia necesaria para entender a estas culturas y por ende a nosotros mismos dentro de nuestra actualidad social y cultural.
En la actualidad todos llevamos mascaras, quizás no queramos reconócelo, pero estas no han perdido su importancia dentro de la sociedad en la que vivimos.